Naturaleza

Sustentabilidad

Respetuosa y agradecida con el terroir cafayateño, Bodegas Etchart privilegia el cuidado meticuloso de la flora, la fauna y los recursos naturales de la región para garantizar que las futuras generaciones puedan seguir elaborando los vinos de la calidad que hoy distinguen a los Valles Calchaquíes. Esto involucra el uso racional del agua y la energía, el reciclaje y la reutilización de todos los materiales que se utilizan en la bodega. Así, la ecología y la agricultura sustentable se convirtieron en dos de los pilares del proceso de elaboración de cada uno de los vinos que conforman nuestro portfolio de etiquetas.

La responsabilidad con la que los hombres y mujeres trabajan un terruño define si se van a poder seguir cultivando uvas a futuro en ese mismo lugar. Bodegas Etchart tiene un compromiso tangible, certificable y con metas claras para demostrarle a sus clientes y al mundo que se puede producir vino de forma sustentable en el valle de Cafayate.

Calidad

En Finca La Florida de Bodegas Etchart se encuentra la más viva muestra de la calidad del terruño cafayateño: el cuadro conocido como “el museo”. Esa parcela de viñedos, cuya implantación data del año 1862, probablemente sea la viña más antigua del mundo que aún está en producción. Un siglo y medio después de ser plantada, continúa produciendo uva en el corazón de Cafayate, como un fiel testimonio de las bondades del terroir.

Desde el punto de vista cualitativo, los casi 1.800 metros sobre el nivel del mar, la luminosidad y la gran amplitud térmica entre el día y la noche (puede llegar a los 30°C) son condiciones inmejorables para las plantas. Asimismo, la combinación del clima seco y el suelo de tipo franco-arenoso deriva en que no sea necesario el uso de agroquímicos ya que no hay riesgo de enfermedades. En Cafayate los viñedos son prácticamente vírgenes y orgánicos por naturaleza. Depende únicamente de los hombres trabajar esas uvas para potenciar todas sus bondades.

El agua

Una de las características que distinguen a la vitivinicultura argentina es que nuestros viñedos están implantados en regiones desérticas, de clima seco y precipitaciones escasas y estacionales.

En Cafayate las lluvias se concentran en los meses de verano. En otoño e invierno las plantas gozan de pleno sol durante todo el día y en la temporada estival llueve la totalidad de los 200 milímetros anuales. Las fincas de Bodegas Etchart se irrigan a través del sistema de riego por goteo con agua encausada del río Loro Huasi, que recorre seis kilómetros por un canal de piedra hasta llegar a la represa, a partir de la cual es distribuida entre los viñedos. Asimismo, contamos con pozos de agua de excelente calidad que complementan la cantidad que llega del río para alcanzar los 800 milímetros anuales necesarios para abastecer a los viñedos. Se trata de agua de gran pureza, limpieza y sanidad, que favorece el desarrollo de frutos inmejorables para la elaboración de vinos.

Las fincas

Bodegas Etchart cuenta con dos grandes fincas en las que nacen las uvas con las que se elaboran los vinos que llevaron a los Valles Calchaquíes a tener un lugar preponderante en el mapa vitivinícola mundial.

Dentro de los límites de Cafayate se encuentra la Finca La Florida, con 380 hectáreas de viñedos implantados, y 20 kilómetros al norte la Finca Animaná, que lleva el nombre de la localidad en la que está emplazada y tiene 43 hectáreas de vides. Del total de la superficie, un 40% está cultivado con la variedad Torrontés, seguida por el Malbec (29%) y el Cabernet Sauvignon (16%), mientras que el resto de los viñedos están divididos entre los cepajes Tannat, Syrah, Merlot, Chardonnay, Bonarda, Cabernet Franc, Sauvignon Blanc, Pinot Noir, Petit Verdot, Viognier, entre otros.

Una de las particularidades de nuestras fincas es la edad de sus viñas, ya que prácticamente la mitad de nuestros viñedos tiene más de 20 años. Estas vides antiguas tienen naturalmente una menor producción que las más jóvenes y son plantas con un mejor equilibrio, cuyos frutos alcanzan la madurez de forma más pareja, aportando más frescura y notas más frutadas.